Mueren siete policías en un ataque con coche bomba en el sur de Turquía

0
131
Comparte:

0014507027LUEGO DEL ATENTADO CERCA DE LA ESTACIÓN DE AUTOBUSES, EN EL SURESTE DEL PAÍS, EL PRESIDENTE TURCO, RECEP TAYYIP ERDOGAN, AFIRMÓ QUE SU PAÍS ENFRENTA “LA AMENAZA TERRORISTA MÁS PELIGROSA DE SU HISTORIA MODERNA”.

Un atentado con coche bomba contra un colectivo de la policía dejó siete agentes muertos y 27 personas heridas en el sureste de Turquía, y el presidente Recep Tayyip Erdogan afirmó horas después que su país enfrenta “la amenaza terrorista más peligrosa de su historia moderna”.

En medio de una ola de ataques de este tipo en la estratégica nación asiático-europea, el colectivo de la policía fue alcanzado por la explosión del coche bomba cuando circulaba por la ciudad de Diyarbakir, capital de la provincia homónima y fronteriza con Siria, informó la agencia de noticias estatal turca Anatolia.

La Fiscalía local indicó en un comunicado que la bomba estaba oculta en un auto estacionado y que al parecer había sido programada para explotar cuando pasara por el lugar el vehículo policial, que transportaba a miembros de una unidad de operaciones especiales.

El potente estallido dañó numerosos autos, una terminal de ómnibus cercana y otros edificios ubicados en la zona.

Entre los heridos había 14 civiles y 13 policías, y uno de cada condición quedaron en estado crítico, dijo el ministro de Desarrollo, Cevdet Yilmaz, a Anatolia.

Ninguna organización reivindicó el atentado, pero desde diciembre se suceden en determinados barrios de Diyarbakir combates entre las fuerzas de seguridad y jóvenes simpatizantes de la guerrilla kurda del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), sobre el que recaen todas las sospechas.

La lucha entre el PKK y las fuerzas de seguridad se ha intensificado en los últimos meses, con numerosos ataques por parte de la guerrilla y operaciones militares de respuesta.

Los choques se han extendido a zonas urbanas, donde jóvenes simpatizantes de la guerrilla que defienden sus barrios en el sureste del país con armas ligeras y explosivos caseros en una lucha calle por calle.

En lo que va de año, Turquía ha sufrido ya tres grandes atentados, que se suman a varios más ocurridos en 2015.

En lo que va de año, Turquía ha sufrido ya tres grandes atentados, que se suman a varios más ocurridos en 2015 y que según dijo hoy Erdogan, enfrentan a Turquía con “la amenaza terrorista más peligrosa de su historia moderna”.

“Este ataque muestra la horrorosa cara del terrorismo de nuevo”, dijo el mandatario al condenar el atentado durante una conferencia en el centro de estudios Brookings Institution de Washington, donde se encuentra para asistir a la IV Cumbre de Seguridad Nuclear organizada por Estados Unidos.

“La determinación de las fuerzas de seguridad, con la ayuda de Dios, pondrán fin al terrorismo”, agregó, citado por la agencia de noticias EFE.

Varias ciudades del sureste, donde vive la mayor parte de los 12 millones de kurdos de Turquía, han estado o están actualmente bajo toque de queda.

La agencia Anatolia informó recientemente de que las Fuerzas Armadas han “neutralizado” (abatido, herido o apresado) a 5.359 guerrilleros del PKK desde la ruptura del alto el fuego en julio, mientras que los militares habrían sufrido 355 bajas, aunque no hay fuentes independientes para verificar esas cifras.

El 12 de enero pasado, 10 turistas murieron cuando un atacante suicida vinculado al grupo yihadista Estado Islámico (EI) se inmoló junto a ellos en la zona más turística de Estambul.

El pasado febrero, un atentado contra un convoy militar en un barrio residencial de Ankara causó 30 muertos y 61 heridos.
Al mes siguiente, 37 personas murieron en otro ataque en Ankara.

Estos dos ataques en la capital fueron reivindicados por los Halcones de la Libertad de Kurdistán, una escisión radical del PKK.
El pasado día 19, tres israelíes y un ciudadano iraní murieron en otro atentado suicida en una céntrica calle de Estambul cuyo autor se vincula también al EI.

En Washington, Erdgan dijo que que el combate contra el terrorismo es “complicado”, ya que proviene de diferentes grupos e incluye a terroristas extranjeros.

“Los terroristas no tiene nacionalidad, fe o raza (…) Son inhumanos”, agregó.

Rechazó, asimismo, las críticas vertidas sobre la falta de respeto por los derechos humanos en su país.

“No hacemos concesiones en los derechos humanos, la democracia o el Estado de derecho en la lucha contra el terrorismo”, indicó Erdogan.

A las afueras del centro de estudios se produjeron altercados cuando varios manifestantes que se encontraban en el exterior fueron retirados por el equipo de seguridad de Erdogan.

Dejar respuesta