Inaugurarán centro de información e interpretación en la localidad de Loreto

0
24
Comparte:

PLAN MAESTRO DE DESARROLLO DEL IBERA

Recientemente, la titular de Turismo de Corrientes realizó una visita de inspección a las obras que se llevan adelante en el pueblo perteneciente a la subregión Solar de las Huellas. El 25 de este mes se inaugurará.

Las obras contempladas en el Plan Maestro de Desarrollo del Iberá marchan a buen ritmo en las distintas localidades del interior provincial. Días atrás, la ministra de Turismo Inés Presman visitó Loreto para interiorizarse acerca del avance de los mismos, allí se encuentra en etapa final el centro de información e interpretación turística, cuya fecha de inauguración ha sido confirmada para el próximo 25 de septiembre.
De esta misma manera, se hallan en estado de ejecución y muy próximas a concluir otras obras similares en los municipios de Mercedes, Mburucuyá, Carlos Pellegrini y Concepción del Yaguareté Corá. El Gobierno Provincial y el Comité Iberá, a través del Ministerio de Turismo monitorean los avances entendiendo que iniciamos el mes cuyo plazo de entrega fue fijado.

El municipio de Loreto se prepara para cumplir este 8 de septiembre 200 años

con un programa de actividades que rinde homenaje a su historia y a su cultura privilegiadas. Luego de la reciente inauguración del Museo de Ciencias Naturales Amado Bompland en la Capital, el Gobierno Provincial y el Comité Iberá han confirmado que la Oficina de Información Turística y Centro de Interpretación, una de las obras del Plan Maestro de Desarrollo del Iberá, será inaugurado y puesto en funcionamiento el 25 de septiembre, a las 13.30 horas con una invitación extensiva desde Nación, Provincia y Municipio, a la comunidad, a los municipios de la región Iberá, a federaciones, cámaras, asociaciones, cooperativas, fundaciones y otras entidades o privados, afectados en forma directa e indirecta a la actividad turística. La obra es ejecutada por el Ministerio de Turismo de Corrientes y financiada por el Ministerio de Turismo de la Nación en un 70 por ciento y la Provincia aporta el 30 por ciento restante. Actualmente, se trabaja en sendero de acceso, parquización, ambientación temática, equipamiento informático y mobiliario, así como en señalética de bienvenida. Con una ubicación estratégica próxima a la plaza central y a la peatonal, otorgará a los loretanos, turistas y visitantes un nuevo encanto y atractivo a su cultura, su naturaleza privilegiada, sus capillas, su legado jesuítico guaraní, su arte sacro, sus artesanías y productos regionales, sus mitos y leyendas. Así, los municipios próximos al Iberá irán desarrollando una mayor complementariedad entre sí, con escapadas, excursiones o estadías que profundicen el turismo receptivo, interno e internacional.

Bicentenario de Loreto

El 8 de septiembre de 1817, familias de guaraníes luego de un penoso peregrinar desde las Misiones, perseguidos por el invasor llegaron al Paraje Loma de Yatebú, que sería su hogar definitivo bajo la protección de Nuestra Señora de Loreto.
La fundación de Loreto en la provincia de Corrientes, verdaderamente es un episodio único en la zona, y merece que su tradición sea conservada como testimonio de un triunfo de la fe, que edificó un pueblo con las reliquias de otro.
El replanteo del pueblo de Loreto
Los indios guaraníes evangelizados, exneófitos del poblado jesuítico de Loreto en Misiones, según tradición, en diciembre de 1817, replantearon la nueva población con el mismo nombre de “Nuestra Señora de Loreto”.
Las primeras tareas realizadas fueron la declinación del futuro emplazamiento del pueblo, haciéndolo a la manera de las reducciones jesuíticas: la capilla para albergue de las estatuas e imágenes que trajeron y para las prácticas del culto religioso; el cuartel de las fuerzas armadas indias a un costado sudoeste, lado contiguo a la manzana D; la plaza pública frente a la capilla, calle por medio de la manzana D; el cementerio indio al costado noreste de la plaza; la casa habitación del corregidor Cerdán y su familia, al costado este de la capilla, calle de por medio.
Los peregrinos se ubicaron en las tierras de las inmediaciones de la capilla, distribuyéndose las parcelas por familias, separadas las manzanas por calles, formando todas ellas una comunidad y en lo político se dio el gobierno local de cabildo, al estilo que tuvieron en Misiones bajo el régimen jesuítico. El plantel de la nueva población fue bastante reducido, de pequeña extensión.
A ochenta metros de la capilla, al oeste se hallaba la laguna “Juncal”, separada de la laguna Tetera ubicada al norte de este por un canal desagüe de treinta metros de largo y uno de ancho; y al sud por otro de casi igual longitud que las une a la laguna San Juan de gran extensión y aguas muy profundas con el gran estero Yaguá Cuá al noroeste que servían a la nueva población de contrafuerte oeste. Al noroeste a cien metros se encuentra la laguna “Atehí” y al sudeste la laguna “Chapay”, a un kilómetro de distancia existiendo dos lagunitas intermedias así como dos esteros profundos, formando una hermosa loma en forma de cuadrilátero donde se ubicaron las casas del nuevo pueblo.
Esta distribución estratégica de lagunas, la hermosa quinta de naranjos, tierras altas y foraces de la zona, posiblemente fueron los poderoso acicates que tuvieron los misioneros para emplazar allí el pueblo.
La ubicación de las lagunas les presentaba tres bocas de reducida longitud que facilitaba la defensa armada con pocas fuerzas, pues los accidentes hidrográficos del oeste forman una barrera de lagunas inexpugnables entonces.

Dejar respuesta